viernes, 1 de noviembre de 2013

Daniel Soria








10

cashal e gasharetas
entre dos lushes
rreposhitos e agua
juncos, culebra a la laguna
bosha e lo eshpinel, canoa
silenshio amarráu
nla umedad e los labios:
te creo
sho tamien siento mo mishmo



De, Suenia con mái, Último Reino, 1991.








7

 
no vaya a creer

que es  fácil

salvarnos de la hoguera

somos de la sequía

del pan para hoy

apenas un satélite

en órbita recta

no pedimos

ni un mechón de su cabello

vamoivamo

sin girarle a nadies

sin hacernos

la cruz de la santa cruz

ni atorarnos

de crudas coincidencias

¡ay, si Dios nos conociera!

Viniera a nos

a nuestro reino

a tomarse unos matesitos

con tortafrita a grasa e chancho

bajara

o subiera hasta nos

a prenderle

un santo a la velita

que anoche

vino a terminarse

a la hora de acostumbrarnos

a morder sin dievntes

a darle sin lástima

que no somos

de abajo de los puentes

que somos de la tos

del gallinero ¡pelagatos!

de cualquier aire que venga al pulmón

de cualquier sangre

que ponga en marcha al bobo

tan que a veces

ni acertamo la dirección equivocada

 


De  Rastrojo, 2003.




 



1

 

La puesta de sol
De un extenso atardecer
Alargó las sombras
Hasta alcanzar objetos y pulsaciones
El espacio se achicó
Y las voces dejaron de llegar
A tientas por un camino
No se adónde va
Ni cómo empezó
Es la noche este temblor
Intruso en la repetición
De dos espejos enfrentados
En las profundidades
Todo se hace borroso
Al cielo se le han ido
Las estrellas
Y el viento suena
Oscuro y húmedo
Descalzo por un barro pegajoso
Como si no pisara
Como si me desplazara
La piel se va resquebrajando
Alguna heridas empiezan
A iluminarse de dolor
Las manos se endurecen
Se congelan los dedos
Los párpados entumecidos
Y abiertos miran
Lo que no pueden ver
Lo que está velado y vedado
No voy hacia adelante
Ni hacia atrás
Ni a uno u otro lado
Ni arriba ni abajo
Es ningún lugar
Ninguna parte
Como fuera de todo
Es como la parte de atrás
Del universo
Ni imágenes
Ni sonidos
Ni olores
Ni recuerdos
Ni sueños
Ni conciencia
No, no es la nada
Es un desplazamiento
Hacia un horizonte
De eventos desconocidos
U olvidados
O perdidos
Donde las señales
No se han iniciado
Es como un remolino
Movimiento sin moverse
De la quietud
Ya no me esfuerzo
Hacia ninguna dirección
Me vuelvo dócil
Me dejo ser
Por los umbrales
Por una zona de metal
Transparente y violento
Lo abierto se abre
Como la herida
De una herida
Y deja pasar
O estar
Envuelve lo envuelto
Y lo vuelve a envolver
Como si rodara
Hacia su propio centro
Desconocido
O ausente
O haciéndose
No tiempo
No espacio
No principio
No fin
Algo se percibe aún
Como una menta
Una frescura
De precipicios
Y vuelos rasantes
Tornados a punto
De iniciarse
El pensamiento no fluye
Se ha dispersado
En una bruma
O frío
U otras velocidades
Entidad de no entidad
En una dimensión exhausta
Replegada hasta el infinito
O ingresando
A la más pequeña
De las partículas del cosmos
El encuentro no imaginable
Del adentro y el afuera
Esa instancia
Esa apariencia incorpórea
Y rudimentaria
De agujero sin bordes
La ninguna metáfora
Hecha de todas las metáforas
Que no se han construido aún
Fluyendo en un lenguaje
Novedoso
Sintético
Hasta la inexistencia
Que no registra
Ninguna imagen
Ni sonido
Ni es
Ni ha sido
Ni será pronunciado
Que vuelve y se va
De si mismo
En una conmoción de
Vacíos acoplados
A principios o finales
Inesperados
Como desescribiéndose
Antes de escribirse
El punto no trazado
Donde la materia y el espíritu
Se cruzan
Atravesado por lo que no hay
Cómo nombrar
Inesperados acontecimientos
En la inmensidad
De un sonido
Que busca desesperado
Su silencio
Del que nunca salió
La rendija que hay
Entre el ser y la nada
En un sin volumen
Sin total
Sin partes
Un sin espacio
Entre la unión de dos espacios
Un sin tiempo
Entre uno y otro segundo
La infinita cantidad de veladuras
Que tiene lo que no está velado
En la propia incertidumbre
De sorprenderse
Ante lo conocido
Algo de las palabras
Que no empiezan
Ni terminan
Tiene la mirada
En esta zona
De vacíos llenos de vacíos
Confusa claridad que gira
A la velocidad del olvido
A instancias de una orilla
Que es la repetición
De su propia sombra
Perdida en la ignorancia
De saberse profundidad
O superficie
No fluye
Ni se detiene
Se repite
En la única espiral recta
Que desarrolla este universo
De las vueltas
Para contrarrestar
El eterno retorno
Del bien
O el mal
O el saber
O el ignorar
Del ida
O vuelta
Como la sombra
De una bandada migratoria
Que atraviesa una muralla
Sin atravesarla
Escribo esta noche
Sobre la arena
Hasta un segundo antes
De la llegada
De la espuma.

 

De Desplazamiento, inédito.



 






1 comentario: