lunes, 2 de abril de 2012

Liliana Campazzo




Parte 1

Piedra Parada

“Viajamos y viajamos
aun  sabiendo que todo no puede sino terminar
en una casa miserable desde donde se mira
esa luz obstinada de la noche.”
        Jorge Teillier



I



Hay pájaros
y también
chispazos de pájaros
esos
que cuando el sol
corre al lado del auto
por una ruta de tierra
cruzan
delante de la ventanilla
y dejan los ojos cansados
por el esfuerzo de ver su luz
de pájaros.
La ruta de piedra y pozos
se parece a la vida
dura tosca
levanta polvareda
como cuando una
sin más razón
que la tristeza
pega un grito.






 II



Los viajes de ahora son eléctricos
aparatos que le cuentan a los otros
donde está una
mandan fotos
cartas escritas en pantallitas minúsculas
hacen de bitácoras efímeras
la ruta sigue igual que antes
pura piedra no más
y algún rehue
al costado de las huellas.


 


III



Allí se esconde el río
detrás de la curva
lo sé
por que se ven los álamos.




De A boca de pájaro, Vela al viento, 2012. 





VI



Escritos en el vidrio los nombres

de todas las mujeres de esta casa

de los lugares donde ellas fueron

de los hombres que las amaron

de los hijos que no tuvieron

                                      en los vidrios

                                      para siempre

la escritura en el agua

la escritura

el pezón

la escoba

escritos en el vidrio

                                       todos los adioses
escritos para siempre.





VI











Cada letra trazada sobre el vidrio

es una ruta a la memoria

la huella del hombre sobre el cuello

el hombre convertido en agua

el vapor del hombre sobre el cuerpo

el cuerpo del hombre una ventana abierta

nada escrito allí.

El pezón

la mano

la entrepierna

el ritmo despojado

el ruido del mar

los pájaros.

Mejor escucho al viento

mi techo tiembla
la cortina late.




De Escritos en el vidrio. Los poemas del después, Llanto de mudo, 2010.





 

1 comentario: