lunes, 20 de septiembre de 2010


si no supe
leer
el rastro de calandrias
y de espejos caídos,

vuelvo hoy
con más de cada
sello
sin rendirme a
tus tiempos de sales
y pupilas en clausura

2 comentarios:

  1. que bueno volver y no claudicar!
    me gustó tu poema

    beso

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno que así sea, Mar! Gracias y beso también para vos.

    ResponderEliminar